Estás aqui

Cómo mejorar la conciliación laboral y personal

¿Sientes que tu trabajo se está apoderando de tu vida? Es importante establecer un límite entre las horas de trabajo y tu tiempo libre. Algunas de las razones que indican que necesitas mejorar el nivel de conciliación entre tu vida laboral y personal son:

  • Sentirse agobiado con la carga de trabajo.
  • Querer pasar más tiempo con tu familia y amigos.
  • Trabajar desde casa durante las noches o fines de semana.
  • Perderse compromisos sociales.
  • Pasar demasiado tiempo en el trayecto al trabajo.

Al final se trata de mejorar la gestión del tiempo y la conciliación de la vida laboral con la personal. Aquí tienes unos consejos que te ayudarán a conseguirlo:

Aprovecha el trayecto

El transporte público ofrece una buena oportunidad para revisar y responder a los emails de antemano así, cuando llegas a la oficina, ya tienes esta parte solucionada y puedes focalizarte en otras tareas. Otra manera de aprovechar este tiempo es leyendo un libro que te interese o ponerte el día de la actualidad, por ejemplo. Tener tiempo para relajarte antes y después del trabajo puede ayudar a liberar estrés. Si vives cerca de tu oficina, utiliza esta oportunidad para caminar o ir en bicicleta. Considéralo como tu rutina de ejercicio que, además de ayudarte a mantenerte en forma, te ahorrará los costes y el tiempo del gimnasio, pudiendo aprovechar para estar más con la familia y los amigos. Hacer ejercicio también aumenta tu energía y tu estado de alerta, lo que te hará más productivo en el trabajo. Si vas a trabajar en coche, tal vez sea buena idea escuchar audio libros, la radio o simplemente relajarte con tu música favorita.

Establece metas

En el trabajo no siempre puedes cumplir al pie de la letra lo que tienes planificado (llamadas o reuniones muy largas pueden retrasar otras tareas). Establecer metas y fechas límite (diarias, semanales o mensuales) pueden ayudarte a ser más productivo. Para ello es recomendable que pongas recordatorios en tu móvil, correo electrónico o en un calendario. Piensa que una buena planificación te ayuda a ahorrar tiempo.

Planifica tu vida social también

¿Apuntas tus reuniones de trabajo en una agenda o en un calendario? ¡Haz lo mismo con tu vida social! Cuando salgas con tus amigos, aprovecha la oportunidad para planificar el próximo encuentro. Además, piensa que organizar mejor tu vida social te ayudará a mantener tus compromisos. Por otra parte, aprovechar bien el fin de semana puede ser un poco más difícil si no lo has organizado bien, puedes encontrarte el lunes pensando en lo rápido que ha pasado y lo poco que te ha dado tiempo a hacer. Durante estos dos días es importante que descanses, pero también que aproveches para realizar actividades de las que disfrutas fuera del trabajo. Prueba a planificar tres actividades para hacer el fin de semana para las próximas tres semanas, al final de las semanas recordarás las cosas divertidas que has estado haciendo en tu tiempo libre, ayudando así a hacer más latente el equilibrio entre tu vida personal y profesional.

Haz tus compras en Internet

¿Pasas toda la tarde del sábado haciendo la compra semanal? Reserva los fines de semana para los planes divertidos y empieza a hacer la compra online durante el descanso del mediodía por ejemplo o por la tarde al llegar a casa. Algunos supermercados ofrecen facilidades de compra online muy convenientes que te ayudarán a reducir el tiempo utilizado en esta tarea.

Aprende a delegar en la oficina y en casa

Hay otras maneras de minimizar el tiempo que gastas haciendo cosas que realmente no te gusta o te apetece hacer. En el trabajo, habla con tu jefe o supervisor sobre tu carga de trabajo actual, puede que haya otros profesionales dentro de tu equipo o departamento a quien poder delegar algunas de las tareas y así disminuir el volumen de trabajo. Recuerda mantener a tus superiores siempre informados sobre todo en lo que estás trabajando para que el hecho de delegar no se interprete como una bajada de rendimiento. En casa también es buena idea organizar las tareas. Si no puedes cumplir con alguna, intercámbialas con tus compañeros de piso o con tu familia. Incluso puedes considerar contratar a un servicio de limpieza y/o jardinería. Aunque estos consejos te puedan parecer muy lógicos o incluso conocidos, ten en cuenta que organizarte adecuadamente es la clave de todo. Haz una prueba durante un par de meses a ver cómo resulta. Si después de éste período todavía se te hace difícil conciliar tu vida laboral y personal, tal vez sea el momento de cambiar de trabajo - descubre las oportunidades que ofrece Michael Page.