Estás aqui

Cómo escribir una oferta de empleo

Un buen equipo de profesionales con talento es el fundamento de cualquier empresa con éxito. Cuando se abre una vacante en la organización es clave encontrar al candidato perfecto. El primer paso es crear una descripción del puesto de trabajo que atraiga al público adecuado. Es esencial ser preciso y detallado al describir el rol a cubrir. ¿Por qué perder tiempo filtrando varias aplicaciones de candidatos que no cumplen con el perfil? Se trata sólo de dedicar tiempo al candidato idóneo, que llegará si se realiza una descripción adecuada del puesto. Dedicarle tiempo a definir el puesto de trabajo a cubrir no es sólo útil durante el proceso de selección, sino también durante el ciclo de vida del rol, por lo que es importante prestarle atención desde el inicio.

Los tres objetivos clave de una oferta de trabajo

Atraer candidatos: describir la posición a ocupar y el tipo de experiencia requerida con el objetivo de atraer a candidatos tanto internos como externos. Definir el rol: para que el candidato conozca cuáles serán sus funciones y responsabilidades. Resulta también útil para las futuras evaluaciones del empleado o al considerar un ascenso. Definir Responsabilidades: es importante especificar cuántas personas tendrá a cargo el candidato, especialmente para cargos de gerencia, para que se entienda bien el nivel de responsabilidad que se espera del rol.

¿Qué componentes debe tener?

Una oferta de trabajo completa y efectiva debe contener: Nombre del rol, Departamento y área de la empresa, cuando la vacante a cubrir es parte de un equipo. A quién reporta. Áreas de responsabilidad y qué se espera. Objetivos a corto, medio y largo plazo. Opciones de crecimiento y promoción. Estudios y experiencia necesaria. Habilidades personales necesarias para destacar en el puesto. Localización y disponibilidad para viajar requerida. Rango salarial y otros beneficios. Información sobre la cultura e identidad de la empresa.

Los 5 errores más comunes al crear una oferta de trabajo

 

Utilizar terminología interna

Su base de datos o CRM puede que se conozca dentro de su empresa cómo la ‘Fuente del saber’, pero poner ‘experiencia en implementación de la fuente del saber’ en una descripción de puesto de trabajo atraerá poco talento externo a la organización. Utilizar terminología estándar y reconocida en el mercado, le permitirá llegar a una audiencia más amplia.

 

No involucrar a quienes conocen el puesto de trabajo

Tenga en cuenta que escribir una buena descripción requiere de la colaboración de diferentes áreas de la empresa. Cuando tenga que definir o redefinir las funciones de una posición, hágalo con la ayuda de los responsables de RRHH, gerentes, líderes de equipo y empleados con un cargo similar al que se busca ocupar.

 

No ser realista

La descripción de una oferta de trabajo efectiva debe contener la experiencia académica y laboral que requiere el rol, no una lista imposible de todas las características ideales que serían útiles para el puesto, elige las más relevantes y esenciales.

 

Usar lenguaje discriminatorio

Aunque a veces pasa desapercibido, el uso de algunas palabras o frases en una descripción de trabajo puede parecer discriminatorio, lo que limitará la diversidad de candidatos que envíen su solicitud.

 

No estar actualizado

Las empresas están constantemente evolucionando por lo que una oferta de trabajo debe también ser revisada, idealmente una vez al año, y actualizada de acuerdo con los cambios en la compañía y el mercado. Dedicarle tiempo a crear y definir correctamente una oferta de trabajo es clave para atraer, contratar y retener talento.